El viaje no se acaba nunca. Sólo los viajeros se acaban. E incluso ellos pueden perdurar en forma de memoria, de recuerdo, de relato.

José Saramago, escritor portugués.

CHARLES DARWIN: La nariz incorrecta

La carta de su amigo John Stevens Henslow llenó de entusiasmo al joven Charles Darwin: le informaba que el capitán Robert Fitz-Roy estaba dispuesto a ceder parte de su camarote a quien aceptara unirse, sin salario, a la travesía del bergantín Beagle alrededor del mundo. Darwin, que por entonces tenía 27 años, estaba ansioso por aceptar…

Leer Más

Independientemente de cómo se viaje, de los atajos que se tomen, del cumplimiento o no de las expectativas, uno siempre acaba aprendiendo algo.

Jack Kerouac, escritor norteamericano, pionero de la Generación Beat.