No había inspiración posible para Maurits Escher en “la abominable miseria blanca de la nieve”, como él mismo definió al paisaje de Châteaux-d’Oex, Suiza. El artista gráfico se había mudado a ese país con su familia, en 1935, dado el complicado clima político de la Italia fascista. Pero los dos inviernos que pasó allí le resultaron tortuosos y significaron un verdadero despilfarro de tiempo para su obra.

Las montañas tampoco lo ayudaban, Escher prefería la arquitectura abrupta de las ciudades, con su calidez que irradia vida e historia. Así, la idea de cambiar de paisaje comenzó a obsesionarlo. Cierta noche, despertó sobresaltado creyendo que escuchaba el mar… pero era Jetta Umiker, su esposa, que se estaba lavando el pelo. El suceso avivó su nostalgia por el mar. De modo que al día siguiente decidió escribirle una carta a la Compagnia Adria de Fiume, que se dedicaba a organizar cruceros por el Mediterráneo.

Maurits Escher junto a su esposa Jetta Umiker.
Maurits Escher junto a su esposa Jetta Umiker.

La propuesta de Escher fue notable, y más asombroso aún que la naviera aceptara. El artista sugirió pagar el costo de su viaje, y el de su mujer, con los grabados que hiciera a partir de los bocetos tomados en la travesía. Por entonces Escher no era ciertamente conocido y resultaba más dudoso aún que algún directivo de la compañía estuviera interesado en litografías o grabados en madera.

Sin embargo, Escher se embarcó y por entonces el valor de su obra pasó a ser calculado en relación a la tarifa de los boletos para pasajeros de los buques de la línea Adria, según él mismo anotó en su libro de contabilidad.

Grabado "Ojo de buey", de Maurits Escher.
Grabado “Ojo de buey”, de Maurits Escher.

Así, el dibujante y su esposa recorrieron buena parte del sur de España, cuyos paisajes influyeron en gran medida su producción. Juntos visitaron la Alhambra de Granada, donde estudió detenidamente los ornamentos antes de tomar numerosas notas. Por esos rumbos fue que se sentaron también las bases de su obra pionera en el campo de la “partición periódica de la superficie”. Y entre los grabados que resultaron de los bocetos de los lugares a los que viajó figuran algunos bien conocidos como “Marsella”, “Ojo de buey” y “Cargador”.

Pero no todo fue buenaventura en tierras españolas. Un malentendido le valió a Escher una corta estancia en la cárcel. Las viejas murallas que corren por las colinas de la Cartagena española inspiraron al dibujante, quien no titubeó en poner manos a la obra sobre una hoja en blanco de su block.

Autorretrato de Maurits Escher.
Autorretrato de Maurits Escher.

Un policía, al observar el entusiasmo del artista, encontró sospechoso que un extranjero se interesara en dibujar las instalaciones de defensa de la ciudad, pensó que se trataba más bien de un espía y decidió arrestarlo. Ya en la comisaría le fueron confiscados sus bocetos, mientras en el puerto sonaba la sirena del barco anunciando que había llegado el momento de partir. Jetta se ocupó de retener al navío todo lo que pudo, hasta que Escher fue puesto en libertad, aunque sin lograr recuperar sus dibujos.

El suceso ofuscó mucho a Escher. El artista solía malhumorarse, incluso treinta años más tarde, cuando relataba el episodio de la comisaría de Cartagena.

 

Ficha Personal
  • Maurits Cornelis Escher (1898-1972).
  • Nació en Leeuwarden, Holanda. También vivió en Italia, Suiza y Bélgica.
  • Artista gráfico. Sus grabados y litografías ejercen una fuerte fascinación por sus perspectivas imposibles, que armonizan el dibujo con las matemáticas. La sugestión espacial se complementa con su trabajo sobre las “particiones regulares de la superficie”, que lo hicieron famoso.
  • Entre sus litografías más reproducidas y vendidas a nivel mundial se encuentran “Relatividad”, “Manos dibujando”, “Reptiles” y “Escaleras arriba y escaleras abajo”.

 

Fuente: El espejo mágico de M. C. Escher, de Bruno Ernst, Benedikt Taschen Verlag GmbH, 1994.

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s