Anthony Bourdain tiene la culpa de que la cocinera Nguyen Thi Thanh, también conocida como Lunch Lady, sea famosa entre los foodies del mundo entero. Y de que hayamos peregrinado bajo el sol inclemente de la primavera de Saigón para entender, con la propia boca, por qué tanto alboroto.

Un gran árbol con forma de paraguas se eleva para cubrirlo todo desde las alturas, justo en medio de la aglomeración de mesas bajas plegables y sillas de plástico. Las motonetas estacionadas a un lado le dan un respiro al típico ajetreo de Ciudad Ho Chi Minh (Saigón). Un toldo azul con un letrero que dice Quán An Lunch Lady me indica que llegué al lugar que buscaba, un puesto de comida callejera vietnamita, algo apartado del circuito turístico. La acción transcurre en torno a un escaparate-cocina de metal y vidrio, varias ollas humeantes y diferentes recipientes con ingredientes frescos. Pero hay algo que a primera vista diferencia a este puesto del resto: una parte de los comensales son extranjeros.

Dónde: Phường Đa Kao, Distrito 1 (Quan 1), Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam.

Anthony Bourdain tiene la culpa de que la cocinera Nguyen Thi Thanh, también conocida como Lunch Lady, sea famosa entre los foodies del mundo entero. Con todo y su celebridad, ella no ha dejado de sonreír bajo el típico non la (sombrero cónico) y, desde su puesto de siempre, despacha personalmente un tazón de noodles tras otro. El mediático chef neoyorkino elogió la comida y el ambiente auténtico del lugar en su programa televisivo Sin Reservas, allá por el año 2009 y, desde entonces, a los habituales oficinistas y vecinos se sumaron los fanáticos del programa, turistas, periodistas especializados en gastronomía y blogueros.

La propuesta de Lunch Lady consiste en un “menú rotativo”, con un platillo vietnamita (variaciones del típico tazón de caldo con fideos) cada día de la semana por un precio moderado.

Así, los lunes son de bún thai que, como permite sospechar su nombre, es una adaptación vietnamita de una sopa tailandesa clásica. Los martes los preside el bún mọc, un plato originario del norte de Vietnam, que es un caldo de carne de cerdo y setas, condimentado con ajo y cebolla. Los miércoles es el turno del cà ri gà, pollo al curry vietnamita con leche de coco, cilantro, cardamomo, papa y camote.

Lunch Lady, Saigón, Vietnam.
Lunch Lady, Saigón, Vietnam.

Fue jueves el día que visité el puesto de Luch Lady, de modo que me tocó probar el bún mắm, un sabroso caldo picante de pescado con asado de cerdo, camarones, calamares y berenjena, levemente dulce, típico del sur del país. Lo acompañé con unos frescos rollos primavera crudos o gỏi cuốn que, rociados con su salsa picante, fueron algo extraordinario.

Un viernes Anthony Bourdain llegó al paroxismo con un bún bò Huế, plato que nació en la antigua capital imperial de Hue, en Vietnam central. Por último, los fines de semana el menú sigue rotando con el bánh canh cua los sábados y el bún riêu el domingo.

De modo que, ante semejante panorama, a uno se le antoja que no estaría mal ser oficinista en Saigón… para saborear a diario la sofisticada cocina vietnamita callejera de Nguyen Thi Thanh.

 

Publicado en Nat Geo Traveler Latinoamérica, edición 90.

 

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

One response to “LUNCH LADY: Alta cocina vietnamita a pie de banqueta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s