A los pies de la catedral, en el casco antiguo de Brno, una propuesta que combina elementos del siglo XIX con toques muy modernos, todo en perfecto español.

El recorrido guiado por la ciudad checa de Brno termina justo debajo de la catedral de San Pedro y San Pablo, que se levanta sobre la colina de Petrov. “A su izquierda, la embajada de España”, bromea Patrik, nuestro guía, haciendo gala del característico sentido del humor de Brno. Pero se trata del hotel Barceló Brno Palace, de capital español, donde buena parte de los empleados habla el idioma de la casa matriz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Frente a la plaza Šilingrovo, el edificio del siglo XIX conocido como Mestsky Dvur fue completamente restaurado para convertirse en un lujoso hotel de cinco estrellas que gira en torno a su gran atrio, cuya decoración incorpora elementos modernos, proponiendo un interesante contraste. A su vez, el diseño de interiores de las 119 amplias habitaciones es contemporánea con toques románticos que se salen de lo obvio. Los cuartos se dividen en cinco categorías: Deluxe, Deluxe Ejecutiva, Familiar, Junior Suite y Suite.

Dónde: Šilingrovo námestí 2/265, Brno, República Checa. T. +420 532 156 777.

Para relajarse y descansar luego de explorar la ciudad, el hotel cuenta con sauna gratuito y spa, que ofrece una amplia carta de tratamientos, en especial masajes tailandeses. Y por si no fue suficiente ejercicio la caminata hasta lo alto de la Fortaleza Špilberk, también se puede acceder al gimnasio que está abierto las 24 horas del día.

A la hora de saciar el apetito, las opciones son tres: los desayunos buffet se sirven en el restaurante Stare Brno; mientras en el Lobby Bar se pueden probar los famosos vinos de la región de Moravia y de todo el mundo, además de cocteles y aperitivos; por último, en el primer piso, el restaurante Palazzo ofrece sofisticadas cenas a la carta, con un menú creado por el chef Milan Urbánek, que se renueva según los productos de temporada, y donde es necesario hacer reservación.

¿Qué más se puede pedir? Tal vez, que todo te lo digan en tu propio idioma, aunque afuera todos hablen el complicadísimo checo. ¡Deseo concedido!

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 25 de abril de 2019.

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s