El frío no es excusa para quedarse puertas adentro en Ottawa y Gatineau. El festival Winterlude, que llegó a su edición 40 en este mes de febrero, le planta cara a temperaturas que bajan de los 20 grados y propone una serie de actividades para aprovechar la nieve al máximo.

“El invierno en Ottawa es genial, sólo es cuestión de usar la ropa adecuada”, nos advierten en cuanto esgrimimos el termómetro de nuestros smartphones con cara de horror, mostrando un pavoroso menos 22 grados Celsius. “Venimos del trópico”, nos justificamos arrancando sonrisas a los anfitriones. Pero lo cierto es que el Winterlude Festival –que se desarrolla a lo largo de tres semanas durante el mes de febrero– es la forma más atinada de disfrutar la nieve y el hielo en la capital canadiense y Gatineau (incluso para la gente del trópico).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La mejor sazón, voto a voto

Para que no digamos que nos falta combustible a la hora de enfrentar las bajas temperaturas, el primer contacto con el festival de invierno es en el mercado By Ward de Ottawa. Allí, unos 20 restaurantes de la ciudad compiten por el voto de los asistentes para ser nombrados los mejores del Annual ByWard Market Stew Cook-Off, que el próximo año llegará a su edición 27. Si te animas, puedes probar las propuestas de todos y cada uno. El problema es que al llegar al final se te habrá olvidado el primero y probablemente necesites repetir para emitir el voto con responsabilidad… No importa: afuera de la carpa especialmente montada para el evento junto al mercado, la temperatura baja a cifras inauditas para la gente del trópico y un poco de grasita extra no vendrá nada mal.

Patinaje en el canal congelado

Totalmente satisfechos y sobrealimentados, es el momento de ir a practicar uno de los pasatiempos más populares entre los locales: patinaje sobre hielo en el canal Rideau congelado. A lo largo de casi ocho kilómetros, el histórico canal –declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad– se transforma en la pista natural de patinaje sobre hielo más larga del mundo y en una forma perfecta de atravesar la ciudad deslizándose suavemente (en el caso de quienes tienen mejor manejo de los patines con cuchillas que la gente del trópico, claro), incluido el paseo por su centro histórico.

Cuándo: Del 2 al 19 de febrero de 2018.

Para ello, no es necesario traer patines, allí mismo te los rentan e incluso, si el frío te abre el apetito nuevamente, puedes probar los famosos BeaverTails con un chocolate caliente en los puestos que están ubicados a orillas de la pista o saborear una paleta de miel de maple. Durante el festival, allí también se realiza el Triatlón Winterlude, una carrera de camas con ruedas con fines benéficos y demostraciones de patinaje.

Galería de esculturas de hielo

El Confederation Park de Ottawa se transforma por esos días en otra de las sedes del festival: el Crystal Garden. Los mejores escultores de hielo del mundo compiten por llevarse el primer lugar de un concurso y exhiben allí sus trabajos. También hay escultores que crean su obra con motosierras ante los ojos de los asistentes con un enorme reloj atrás que les toma el tiempo. Además, puedes llevarte tu hoja de maple pirograbada u otros motivos en un trozo de madera; conocer a las mascotas del festival, la familia Ice Hog; participar en una colorida escultura pegando cubitos de colores en bloques de hielo, o bailar samba brasileña con una agrupación de locales que saben cómo entrar en calor con técnicas tropicales.

Carrera de camas con ruedas

Durante el festival, la ciudad pone a disposición del público transporte gratuito entre las diferentes atracciones. Tomamos el SnoBus desde el Crystal Garden hasta el lago Dows –conectado con el canal Rideau– para alentar a los participantes en la Winterlude Bed Race. Si, como lees, una carrera de camas, del estilo de las de hospital, aunque un poco más grandes, con ruedas y decoradas con ingeniosos temas según la inspiración de cada equipo, todo para recaudar fondos para entidades de beneficencia y divertir con su creatividad desopilante.

Efímero parque de diversiones

El parque Jacques Cartier de la quebequense Gatineau, al otro lado del río, se convierte en el Snowflake Kingdome durante el Winterlude, un enorme parque de diversiones hecho completamente de nieve. Es indispensable llevar pantalones de esquí impermeables, botas y chamarra muy abrigadas, formarse en alguna de las resbaladillas heladas, esperar turno y lanzarte las veces que quieras por la nieve. Se trata del lugar perfecto para ir con la familia… o para disfrutar como niño.

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Un comentario en “WINTERLUDE: Diversión helada, entre Ottawa y Gatineau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s