Pionero en la zona de Puerto Madero, este hotel en cuya decoración participó el famoso diseñador Philippe Starck, ofrece lujo informal y estilo de vanguardia.

La Catedral, como llaman al imponente vestíbulo de 80 metros de largo y 10 de alto, escoltado por amplios ventanales de vidrio tallado y cortinas de terciopelo dorado, recibe a los huéspedes con mucho estilo y ofrece el primer toque de ese lujo informal que caracteriza al Faena Hotel Buenos Aires. Allí, no vas a encontrar una recepción como tal; en cambio, los “gerentes de experiencias” se convertirán en tus guías personales durante toda la estadía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El antiguo silo de granos El Porteño, que data de 1902, ubicado del lado este de Puerto Madero, fue reciclado a principios de este milenio por el empresario Alan Faena, para dar cabida a un hotel de lujo lleno de creatividad, fantasía y sensualidad. Así, se convirtió en pionero de la recuperación de una zona de la ciudad que tenía una ubicación estratégica pero que, sin embargo, tras haber perdido la función portuaria original, había caído en el abandono.

Bohemia sensual

Para darle una personalidad especial a los interiores del gran edificio de ladrillos a la vista, Faena convenció al prestigioso Philippe Starck (una especie de Rey Midas del diseño) para que lo ayudara con su genial creatividad. El resultado sorprende sin falta a los visitantes, con ese peculiar estilo entre glamoroso y excéntrico.

Dónde: Martha Salotti 445, Puerto Madero, Buenos Aires. T. (+54 11) 4010 9000.

Así, tres colores recorren todos los espacios del hotel: el rojo (la fe y el valor), el blanco (la pureza) y el dorado (la gloria). Además, la decoración incluye el típico fileteado porteño, sillones alados, unicornios de ojos fulgurantes, vidrios cincelados, cristal de Baccarat y mucho terciopelo. Todo para traer de regreso la belle époque de Buenos Aires, con la perspectiva de este nuevo milenio.

De modo que –sin falta– resulta sorprendente descubrir sus restaurantes, El Mercado y El Bistro Sur, la excéntrica alberca literalmente coronada, el bohemio The Library Lounge, The Cellar (¡para probar los mejores malbecs!), El Cabaret (no podía faltar el tango) y el Faena Spa.

Por lo demás, sus 87 habitaciones y suites, que incluyen las Signature Suites (Presidencial, Imperial, Grand Duplex, Tower y Faena), tienen magníficas vistas de la Reserva Ecológica, el Río de la Plata y los diques de Puerto Madero.

De modo que si buscas lujo diferente, con mucho diseño de vanguardia y un estilo muy porteño, el Faena va a cubrir tus expectativas.

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 7 de diciembre de 2017.

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

One response to “FAENA HOTEL Buenos Aires, porteño sexy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s