Si hubiera que elegir cinco fotos que ilustren un perfil de la ciudad de Ottawa, sin falta una de ellas estaría dedicada este lujoso y emblemático hotel.

El castillo levanta su silueta afrancesada a orillas del canal Rideau, junto al Parlamento y a unos pasos del antiguo ByWard Market. Desde su terraza se divisa la National Galery of Canadá y es todo un ícono de la ciudad de Ottawa, además de protagonista de su historia. Desde su construcción, en 1912, el hotel Fairmont Château Laurier está en el centro del paisaje urbano de la capital canadiense y ha sido un imán para políticos de alto rango, viajeros distinguidos y celebridades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo empezó todo? El hotel debe tan privilegiada localización a la visión de Charles Melville Hays, quien fuera el gerente general de la Grand Trunk Railway of Canada, cuya terminal ferroviaria capitalina (hoy convertida en Government Conference Centre) se encontraba a corta distancia del Parlamento. Hays persuadió al primer ministro de entonces, Sir Wilfrid Laurier, de la conveniencia de construir un hotel frente a la estación de trenes. Sin embargo, Hays no alcanzó a ver en funcionamiento el hotel, puesto que murió pocos días antes de su inauguración, durante el naufragio del Titanic.

Ha pasado más de un siglo y una ampliación, pero el prestigio y la condición de monumento de la ciudad siguen intactos. Por sus salones y habitaciones han pasado personajes como Sir Winston Churchill, Charles de Gaulle, el rey George VI, la reina Elizabeth II, Nelson Mandela, John Lennon, Madonna, The Rolling Stones y Marlene Dietrich, entre muchos otros.

La elegancia de un icono

Las 429 elegantes habitaciones, incluidas 33 suites, tienen vistas privilegiadas a los edificios históricos que rodean al hotel. El mobiliario no desentona con lo que se ve a través de las ventanas, aunque las amenidades y comodidades sean modernas.

Dónde: 1 Rideau Street, Ottawa, Ontario, Canadá. T. +1 (613) 241 1414.

El restaurante Wilfrid’s propone desayunos con panorámicas al Parlamento y cenas llenas de glamour. Mientras que, para la hora del té está el Zoe’s Lounge.

Al Fairmont Château Laurier de Ottawa hay que aprovecharlo al máximo, ya que no son muchas las oportunidades de instalarse en un monumento emblemático de una ciudad, cuyos muros respiran historia.

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 21 de diciembre de 2017.

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

One response to “FAIRMONT CHÂTEAU LAURIER: Un ícono de Ottawa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s