Un encantador hotel boutique –parte del portafolio de Small Luxury Hotels of The World– con habitaciones rodeadas de jardines y un estilo muy camboyano. Se trata de una excelente opción en Siem Reap para descansar y visitar Angkor.

Los techos a dos aguas de perfiles respingados, con el rojo implacable que proponen sus tejas, asoman aquí y allá entre la exuberante vegetación, haciendo gala de su inconfundible estilo camboyano. El lobby, como las otras zonas de descanso del hotel, cubiertas por bellos acabados de madera, están abiertas a los jardines y te invitan a arrellanarte en confortables sillones. Una alberca de 250 metros de largo serpentea entre los diferentes edificios en los que se encuentran las habitaciones. Mientras las esculturas que acentúan el paisaje son un reclamo de espiritualidad y calma. El Angkor Village Resort & Spa tiene una ubicación perfecta: un poco apartado del trajín de Siem Reap y en la misma carretera que conduce al complejo de templos de Angkor, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las acogedoras habitaciones están decoradas en estilo khemer con toques de confort contemporáneo: muebles de madera, cama con dosel, seda, artículos de tocador ecológicos elaborados a mano, conexión a internet, tina de hidromasaje, televisor de pantalla plana, aire acondicionado, balcón privado… Y además están las relajantes vistas al jardín. A la hora de reservar se puede elegir entre habitaciones categoría Traveller, Cottage Park View, Cottage Pool View, Junior Suite y Suite.

El Spa Village resulta un remanso de descanso y recuperación luego de las agotadoras jornadas recorriendo las ruinas de Angkor, allí ofrecen una amplia gama de masajes que combinan modernos tratamientos y antiguos métodos de curación camboyanos.

Dónde: Phum Traeng (road 60), Siem Reap, Camboya. T. (+85 5) 63 963561 3.

El hotel cuenta, además, con dos restaurantes, el Aaraama y Le Jardin, donde se pueden probar tanto la cocina camboyana (khemer) como la tailandesa, vietnamita y francesa. Y también está el Lounge Bar, para relajarse y saborear exóticos tragos.

El servicio es extremadamente atento y siempre están dispuestos, con una gran sonrisa, a resolver cualquier inquietud, desde conseguirte un tuk-tuk a sacar entradas para el teatro o recomendarte una excursión.

Si no fuera porque a unos pocos kilómetros están las impresionantes ruinas de Angkor ¡no necesitarías (ni querrías) salir de este encantador hotel!

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 30 de noviembre de 2017.

 

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Un comentario en “ANGKOR VILLAGE: Relax espiritual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s