Recorro la costa que Boccaccio, hace setecientos años, llamó en uno de sus cuentos la costa más bella del mundo. Lo es. Fulminada por el sol, se mantiene idéntica pese al paso de los siglos, emanando una belleza física, como si la belleza fuera una espuma, un halo, un rayo. Cosa única en el mundo, aquí la belleza genera directamente riqueza. Las personas viven con una especie de bienestar sereno, dejando que la belleza trabaje por ellas.

Sant_Agnello_view_0

Pier Paolo Pasolini, escritor y cineasta italiano, agosto de 1959, en su libro La larga carretera de arena.

 

 

Viaja a Nápoles, Italia.

¿Qué lugar te ha impresionado más?

Escrito por:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s