De una fuente de aguas termales a otra, y trago a trago, se recorre la ciudad checa de Karlovy Vary, donde el disfrute es un beneficio más para la salud.
09:00 – 09:45: Desayuno imperial

Luego de desayunar con calma en el Hotel Imperial, es buena idea empezar el día con una caminata que te lleve (de bajada) a recorrer la ciudad (ya habrá oportunidad de tomar el funicular que hace el mismo trayecto pero en unos minutos).

10:30 – 11:00: Punto de partida

El glamoroso Grandhotel Pupp es todo un icono de Karlovy Vary, parte de su historia y un buen punto de partida para recorrer las columnatas con sus 12 fuentes de aguas termales minerales.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

11:15 – 12:30: Funicular al Mirador Diana

Pero antes, hay que ver la ciudad desde lo alto. Detrás del Grandhotel Pupp está la estación del segundo funicular de la ciudad, que te lleva hasta el Mirador Diana. Allí hay 180 kilómetros de senderos para hacer caminatas, de modo que le puedes dedicar el tiempo que gustes o ir directo a la Torre Diana, donde la vista es de 360 grados.

Cristal de Bohemia: La fábrica de cristal Moser –famosa por ser la favorita de todas las casas reales– abre sus puertas al público para mostrar el fascinante proceso de soplado artesanal de sus piezas. Haz reservación.

12:30 – 13:00: Torre Diana

El mirador está presidido por una torre a la que se puede subir para obtener las vistas más espectaculares de Karlovy Vary. Tiene elevador, así que no hay excusa.

13:00 – 14:00: Alta comida

En el mirador hay varios restaurantes donde se puede comer algo tradicional. Pero si quieres una opción un poco más sofisticada, prueba el restaurante Diana.

14:15 – 16:00: A orillas del río Teplá

De nuevo a nivel de calle, es el momento de disfrutar las diferentes columnatas que resguardan las fuentes de aguas termales minerales, cada una con diferente composición y temperatura. Consigue tu tacita con popote incorporado y camina por Stará Louka hacia la Columnata de la Fuente (la principal), luego a la del Mercado, la del Molino, la del Castillo y la de los Jardines. A tu paso podrás ver otros bellos edificios que hicieron que el arquitecto Le Corbusier describiera a Karlovy Vary como “un tumulto de pasteles”.

16:00 – 17:00: Museo Jan Becher

Luego de tomar el agua mineral de las 12 fuentes de Karlovy Vary, probablemente no tengas sed. Pero seguro se te antoja algo más fuerte: es el momento de visitar el Museo Jan Becher, para probar el emblemático licor de hierbas Becherovka (de fórmula secreta), creado para fortalecer la salud y considerado la fuente número 13 de la ciudad.

Hotel Imperial: U Imperiálu 31, Karlovy Vary, Chequia. Tel. +420 353 203 113. Lee más

17:15 – 18:30: Cúpulas doradas

¿Conservas energía para seguir caminando? De regreso en dirección al Hotel Imperial, desvíate un poco para conocer la iglesia ortodoxa rusa de Pedro y Pablo.

19:00 – 20:00: Restaurante Le Marché

Te mereces una cena deliciosa y sofisticada, acompañada por un buen vino de Moravia, con vistas al río Teplá. Déjate sorprender por el chef Jan Krajč.

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 9 de noviembre de 2017.

Posted by:Jes Garbarino

Periodista y viajera. Armo la maleta (antes era mochila) cada vez que tengo oportunidad, desde hace más de 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s